Micrófonos espía, cómo escucharlo todo. Guía completa

micrófonos espía

Los micrófonos espía son los dispositivos perfectos para escuchar más allá de lo imaginable. A través de las paredes, puertas y ventanas, desde la distancia, en comunicaciones privadas… Es uno de los recursos más empleados en trabajos de espionaje o investigaciones, ya que permiten escuchar y grabar conversaciones ajenas con poco peligro de ser descubiertos. En la siguiente guía desgranamos los tipos de micro espía, cómo funcionan y para qué se utilizan.

 

¿Qué es un micrófono espía?

Los micrófonos espía son dispositivos fabricados con nanotecnología de alta precisión que registran y modulan el sonido, con el fin último de transmitir y/o escuchar lo que sucede en un lugar. Se fabrican con materiales de primera calidad y en muchos casos camuflados en otros objetos para que pasen totalmente desapercibidos en cualquier entorno.

Dependiendo del tipo de micrófono solo permiten escuchar de manera remota o bien también tienen autonomía para grabar.

Tipos de micrófonos espía:

  1. Micrófonos GSM. Es uno de los más vendidos actualmente. Su funcionamiento es muy sencillo. Únicamente hay que introducir una tarjeta SIM en su interior (puede ser de cualquier operador). Después, con una llamada a ese número el usuario podrá escuchar todo el audio que el micro esté captando en ese momento.
  2. Este tipo de micro es muy pequeño, por lo que puede ocultarse fácilmente en un despacho, un coche o cualquier otra habitación. Se puede utilizar desde cualquier parte del mundo.
  3. Micrófono espía y grabadora de voz. Muchos micrófonos espía son mucho más que eso, y también permiten almacenar archivos. De esta forma, un simple bolígrafo o un reloj grabará en su interior todo lo que capte. Esta posibilidad multiplica la funcionalidad de los micros espía. Sirven tanto para interior como para exterior.
  4. Micrófonos espía de pared y de contacto. Este tipo de micrófono funciona estando en contacto directo con la fuente. Su ventaja más importante es que aportan una enorme calidad de sonido, eliminando todo tipo de interferencias o ruidos. Funciona en paredes de hasta 60 centímetros.
  5. Micros espía cableados. Estos micrófonos no pueden ser detectados porque transmiten la señal por el cable, no por el aire. Elimina interferencias y ruidos.
  6. Micrófonos espía UHF. Esos micros funcionan en diferentes bandas, alcanzando distancia de transmisión de hasta 100 metros. Pueden ocultarse en objetos como un ratón de ordenador, una calculadora o incluso un micrófono. Facilita comunicaciones nítidas y seguras.
  7. Micrófonos espía VHF. Cuentan con un micrófono, un receptor y un transmisor que transmiten la información en la banda de frecuencia VHF. Es un dispositivo de alta sensibilidad.
  8. Micrófono espía FM. Su funcionamiento es muy sencillo y pueden ocultarse fácilmente, están recomendados para captar sonido ambiente.
  9. Micrófono espía direccional. Son muy sensibles cuando se dirigen en una dirección concreta, ignorando las señales de alrededor. Son la mejor opción cuando se quiere captar un sonido muy concreto con gran calidad. También se utilizan mucho en la observación de aves y otras especies animales.
  10. Micrófono espía telefónico. Estos micrófonos se instalan en cualquier punto de la línea telefónica, de forma que intercepta las comunicaciones sin que ninguna de las dos partes se dé cuenta. Permiten escuchar y grabar las conversaciones.

micrófonos espía

Funcionalidades adicionales.

La función principal de los micrófonos espía es transmitir audio, pero como adelantábamos no es lo único que pueden hacer. Por ejemplo:

  • Muchos micrófonos incorporan ya la función de grabación, potenciando significativa el valor de un micro. Ya no es necesario estar escuchando en directo, el propio dispositivo almacena el audio en su interior.
  • En algunos casos los micrófonos también tienen función de mp3 y se puede escuchar música con solo conectar unos auriculares.
  • En algunos casos también permiten hacer fotos, sumando el valor añadido de la imagen.
  • Grabación de vídeo. Algunos micrófonos GSM también permiten grabar vídeo, convirtiéndose en un completísimo dispositivo espía.
  • El objetivo de los dispositivos de espionaje es que nada ni nadie los intercepte. Por eso se camuflan en otros objetos o se esconden gracias a su pequeño tamaño. Cuando se camuflan en un pen drive, un ratón de ordenador o un bolígrafo –por poner algunos ejemplos-, estos objetos también cumplen con su función convencional.

 

Características comunes.

  • Tecnología de alta precisión. Todos estos micrófonos espía están fabricados con tecnología de precisión. Está comprobado su buen funcionamiento.
  • Alto rendimiento. La calidad de sus componentes y está garantizada, así como sus prestaciones.
  • Por otro lado, estos dispositivos suelen tener una instalación y un funcionamiento muy sencillos, por lo que cualquiera puede utilizarlos.

micrófonos espía

 

Los micrófonos ocultos se utilizan en muchos lugares: desde las viviendas particulares hasta en trabajos de investigación, seguimiento o espionaje. Su eficacia está más que probada.

CÁMARAS ESPÍA: QUÉ TIPOS EXISTEN Y PARA QUÉ SE UTILIZA

espionaje

La información es poder, y si es en formato de vídeo aún mejor. Por eso las cámaras espía se  utilizan cada vez más tanto en labores de investigación y espionaje como en sistemas de seguridad privados. Son dispositivos que utilizan tecnología de última generación y ofrecen un alto rendimiento.

La seguridad y la información son prioridades de esta sociedad, y por eso elaboramos esta guía con todo lo necesario para saber qué tipos de cámaras espía existen, para qué se utilizan, cuáles son algunas de sus características técnicas más destacadas y cómo funcionan.

Qué son las cámaras espía.

Las cámaras ocultas o mini cámaras espía son dispositivos de visualización y grabación de imágenes –y en muchos casos también audio- con alta resolución.

Su principal característica es que combinan tecnología de última generación con un diseño enfocado en reducir las dimensiones del dispositivo, de forma que pueda pasar completamente desapercibida en cualquier entorno.

Existen multitud de tipos de cámaras espía; y es que como se deduce de su nombre, deben ser capaces de camuflarse o de utilizarse en cualquier lugar sin que nadie se dé cuenta.

camara-board-todoelectronica

Las denominamos cámaras espía o mini cámaras ocultas, pero lo cierto es que no solo se utilizan en el sector del espionaje. Cada vez más se usan en sistemas de seguridad y videovigilancia.

Veamos a continuación cuáles son sus aplicaciones más habituales:

  • Tiendas y establecimientos comerciales que en vez de optar por sistemas de cámaras de videovigilancia convencionales prefieren instalar un sistema más discreto.
  • Familias que quieren controlar a los empleados del hogar. Muchas familias contratan en casa a trabajadores que se ocupen de la limpieza de la casa, del cuidado de los niños o de personas mayores. En estos casos instalan mini cámaras ocultas o cámaras espía camufladas, pudiendo visualizar las imágenes en directo desde su propio móvil.
  • En empresas y oficinas. Los empresarios optan por las cámaras espía para vigilar el interior de los centros de trabajo en vez de sistemas de vigilancia convencionales.
  • Control de empleados. En algunas ocasiones el jefe tienen sospechas sobre la actitud de un empleado en el trabajo. Con una cámara espía oculta en su puesto de trabajo puede comprobar si efectivamente se está dando un comportamiento ilegítimo o no.
  • En despachos y negociaciones. Cuando tiene lugar una reunión importante muchas veces el propio anfitrión quiere que todo sea grabado, pero sin que la otra parte se dé cuenta. En ese caso lo mejor es utilizar una cámara oculta. Del mismo modo, puede suceder lo contrario. Una cámara espía oculta en un objetivo cotidiano, un bolígrafo o unas ‘inocentes’ gafas pueden ser la herramienta de grabación escogida.
  • Conductores particulares o transportistas profesionales que quieren grabar sus viajes para, en caso de accidente o de tener algún percance, tener pruebas. También se utilizan como sistema de vigilancia del propio vehículo.
  • Dada la inseguridad que muchos ciclistas experimentan cuando salen de ruta por carretera ante los adelantamientos de otros conductores, son muchos los que llevan una mini cámara en el manillar de la bici o en el casco para grabar todo lo que sucede y en caso de incidente contar con pruebas gráficas.
  • En el entorno más íntimo las cámaras espía son un clásico, sobre todo cuando se sospecha de una infidelidad de la pareja. En estos casos se utilizan mini cámaras espía en el vehículo, dentro de la habitación, etc.
  • Control parental. Especialmente cuando los hijos son adolescentes los padres quieren aumentar su control sobre ellos, y las cámaras ocultas son una alternativa eficaz y discreta.

reloj-espia-mujer-todoelectronica

Tipos de cámara.

Dentro de las mini cámaras espía, existen diferentes tipos para cada caso. Son los siguientes:

  1. Cámaras espía para integración. Estas mini cámaras están diseñadas para integrarse en otro objeto. Tiene dimensiones muy reducidas para que pueda colocarse en cualquier lugar, por ejemplo un peluche, un elemento decorativo de la casa, etc.
  2. Cámaras espía WiFi con grabación. Son cámaras inalámbricas con conexión WiFi que permiten visualizar las imágenes que están captando (en directo) desde un ordenador o desde el teléfono móvil. Además, llevan un videograbador para guardar las imágenes. Lo más normal es que estas cámaras estén camufladas en todo tipo de objetos, por ejemplo un reloj, un bolígrafo, un detector PIR o cualquier otro.
  3. Cámaras camufladas en objetos. Un reloj de pulsera, una mirilla, un despertador, un tornillo… Estos elementos tan elementales de nuestra vida cotidiana pueden esconder una mini cámara espía. Con un monitor (de televisión o un ordenador) y cable se puede montar un circuito cerrado de televisión CCTV, e incluso se podría añadir un videograbador para almacenar las imágenes.
  4. Cámaras espía con grabación. Tienen un tamaño muy reducido para poder colocarlas en cualquier lugar sin que llamen la atención. Son unas de las más utilizadas en salas de reuniones o lugares de trabajo, vehículos, etc. Pueden grabar imágenes, programarse según un horario, por detección de movimiento, etc.
  5. Cámaras espía sin grabación. Suelen conectarse a un videograbador para almacenar las imágenes y crear un CCTV en empresas, fábricas, tiendas, comunidades de vecinos, etc.

 

Características técnicas.

Todas estas cámaras utilizan nanotecnología de alta precisión, pero no todas son iguales. Dependiendo del tipo de cámara y de los modelos concretos cuentan con unas especificaciones u otras. A continuación veremos cuáles son algunas de las características a las que hay que prestar más atención:

  • Grabación. Algunas cámaras son autónomas y almacenan las imágenes por sí mismas. En cambio otras permiten visualizar el vídeo pero no lo guardan. Esta diferenciación es la más básica.
  • Sistema de grabación. Algunas cámaras únicamente tienen la posibilidad de grabar en modo continuo. En cambio, algunos modelos permiten activar la grabación por detección de movimiento, por vibración, en un horario configurado previamente, etc.
  • Resolución. Generalmente este tipo de cámaras son HD, es decir, de alta definición. La calidad de la imagen es de alta resolución.
  • Audio. Hay cámaras que permiten captar y/o grabar sonido y otras no. Esta diferenciación es otra de las más básicas y no hay que pasarla por alto.
  • Autonomía. La duración de la batería es también muy importante, ya que determinará el tiempo que podremos utilizar el dispositivo. También que tenga la posibilidad de conectarla directamente a la red eléctrica (especialmente cuando se va a instalar un CCTV).
  • Diseño. El diseño es clave. ¿Queremos que pase totalmente desapercibida? ¿Qué esté oculta en un objeto? ¿La ocultaremos nosotros mismos? Dependiendo de cómo se vaya a utilizar hay que escoger un tipo de cámara u otro.
  • Dimensiones y peso. Como se comentaba anteriormente, las dimensiones del dispositivo suelen ser bastante reducidas, aunque dependerá del tipo de cámara. Igualmente el peso es muy ligero para poder integrarla en cualquier sitio o transportarla cómodamente.

mini-camara-espia-todoelectronica

Instalación y funcionamiento.

La instalación es bastante sencilla en casi todos los casos. Aunque depende del tipo de cámara.

  • Las cámaras espía que se utilizan dentro de un circuito cerrado de televisión tienen que conectarse a la red eléctrica.
  • Autónomas. Las cámaras autónomas funcionan con la alimentación de las baterías, que únicamente deben recargarse con el cargador que se incluye en cada una de ellas.

 

Respecto al funcionamiento, generalmente también es sencillo. Las cámaras que únicamente tienen la función de grabación son las más sencillas. Otras en cambio, que tienen la posibilidad de activarla en un horario programado o por detección de movimiento –entre otros métodos- son un poco más complejas.

En todo caso únicamente hay que seguir las instrucciones que se detallan paso a paso para comenzar a utilizar la cámara espía con todas las garantías.

Scroll To Top